El presidente de la OMC, Dr. Serafín Romero, ha recibido su certificado de Validación Periódica de la Colegiación (VPC) de manos del presidente del Colegio de Médicos de Córdoba, Dr. Bernabé Galán, en representación de los más de 800 colegiados cordobeses que la han obtenido en lo que va de año. El acto tuvo lugar durante la celebración del Día de la Profesión Médica, con la presencia de la nueva consejera de Sanidad, Dra. Marina Álvarez

El Dr.Serafín Romero, que pertenece al Colegio de Médicos de Córdoba, recogió su certificado de validación periódica de la colegiación y, simbólicamente, representó a los más de 800 médicos cordobeses que la han obtenido en lo que va de año. De esta manera, ya son más del 20% de los colegiados de Córdoba a los que se les ha certificado su buena praxis profesional, su adecuado estado psicofísico y, en definitiva, que reúnen unas aptitudes óptimas para ejercer la medicina y ofrecer las máximas garantías a los pacientes en la asistencia clínica.

El Foro de Médicos de Atención Primaria ha vuelto a denunciar las carencias estructurales y los recortes  que sufre la Atención Primaria, en su última reunión celebrada en el Ministerio de Sanidad, donde ha insistido en la necesidad de reunirse con la ministra Dolors Montserrat para exponerle los problemas a los que se enfrentan los médicos de familia y pediatras del primer nivel asistencial

En este sentido, el Foro de Médicos de Atención Primaria reiteró la necesidad de ampliar las plantillas de AP de manera que se garantice la atención adecuada a la población todos los días del año. En la reunión, los integrantes del Foro pusieron de manifiesto una vez más el déficit estructural que sufren las plantillas de Primaria, tanto de médicos de familia como de pediatras.

“No es sólo es una cuestión de suplencias en verano ni de poner parches, estamos ante un problema estructural. Nuestros cálculos indican que en España faltan más de 2.500 médicos de AP (entre médicos de Familia y pediatras) y en unos años, la situación va a empeorar con las próximas jubilaciones de miles de profesionales”, según advirtieron. 

La Alianza de Organizaciones “No es Sano” se concentró ayer martes a las puertas del Congreso para denunciar que nuevos tratamientos para cáncer o hepatitis “son impagables” y para reclamar medidas que reformen el actual sistema de investigación y desarrollo de los fármacos. La OMC, integrada en dicha Alianza, ha venido también desarrollando acciones en los últimos años demandando un acceso justo a los medicamento

Un grupo de representantes de la campaña No es Sano reclamó a las puertas del Congreso a los diferentes partidos políticos que impulsen medidas en la Cámara Baja para reformar un sistema de investigación y producción de medicamentos que a día de hoy es injusto y tremendamente ineficiente. Ataviados con una gran píldora, los miembros de la campaña han recorrido el centro de Madrid informando a la ciudadanía sobre cuáles son los problemas del modelo actual y qué impacto está teniendo ya en la salud de la población. 

No es Sano viene reclamando medidas efectivas que consigan controlar el escandaloso aumento de los precios de los fármacos para enfermedades graves como el cáncer, la hepatitis C o la esclerosis múltiple. Unos precios que ponen a los intereses económicos por delante del derecho a la salud de los pacientes y que han convertido a la industria farmacéutica en una de las más rentables del mundo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de que las enfermedades no transmisibles causan 40 millones de muertes cada año, lo que equivale ya al 70 por ciento de todas las muertes a que se producen a nivel mundial

Las principales patologías de este grupo son las cardiovasculares, con 17,7 millones de muertes anuales, más del doble de las provocadas por cáncer (8,8 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y la diabetes (1,6 millones), que representan más del 80 por ciento de estos fallecimientos.

El problema, según este organismo de Naciones Unidas, es que el impacto "desproporcionado" de estas patologías en países con menos recursos, ya que hasta el 75 por ciento de estas muertes (unos 31 millones) se registran en países de ingresos bajos y medios.

Estas patologías suelen ser enfermedades crónicas o de larga duración y derivan de la combinación de factores genéticos, fisiológicos, ambientales y conductuales. Niños, adultos y ancianos son todos ellos vulnerables a los factores de riesgo que favorecen estas patologías, como las dietas malsanas, la inactividad física, la exposición al humo del tabaco o el uso nocivo del alcohol. 

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.