Dr. D. José Pérez Carretero

Vocal de la Sección de Médicos Jubilados
Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Zamora

Los doctores Salvador Márquez, Gemma Ramírez y M.ª Teresa Camps colgaron su bata hace años, pero no su vocación de ser médicos. Ellos tres forman parte de los 25 médicos jubilados voluntarios de Málaga, que, durante la pandemia de Covid-19, han realizado labores de rastreo de casos y atendido a pacientes en el servicio ‘Salud Responde” por teléfono. “Ayudar en situaciones críticas va unido con ser médico, algo que nunca se deja de ser”, aseguran.

“Médicos y Pacientes” entrevista a estos tres doctores colegiados en Málaga, cuyo Colegio de Médicos organizó una bolsa de médicos jubilados voluntarios y la puso a disposición del Servicio Andaluz de Salud (SAS), y en la que han demostrado la vocación y el compromiso inquebrantable de una profesión que llevan en el ADN incluso después de jubilarse.

Dra. Gemma Ramírez: “Volver a trabajar con mis compañeros ha sido como volver a la juventud y a nuestros inicios en la carrera”

La Dra. Gemma Ramírez, especialista en Hematología, ejercía en el Hospital Clínico de Málaga y en el Quirón Salud en Málaga hasta que se jubiló de la medicina pública hace 6 años y de la privada hace unos meses, aunque colabora en el Servicio con protocolos o ensayos.

La pandemia COVID19 ha vuelto a poner de manifiesto el compromiso de la profesión médica con la sociedad. En este caso, el papel de los médicos jubilados ha cobrado especial trascendencia a la hora de presentarse como voluntarios para desarrollar determinadas labores en beneficio de la ciudadanía. Como subraya en esta entrevista el Dr. Ricard Gutiérrez, representante nacional de la Vocalía de Médicos Jubilados del CGCOM, “se puede dejar de ejercer la Medicina, pero nunca se deja de ser médico”.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) puso a disposición de las autoridades sanitarias un registro de médicos jubilados voluntarios formado por más de 2.000 profesionales de los distintos colegios de médicos de España, a disposición para colaborar con las Administraciones en la lucha contra la pandemia por al COVID-19. Otros profesionales veteranos han ayudado  forma voluntaria en esta pandemia realizando labores de rastreo de posibles positivos.

El Dr. Gutiérrez explica que ha vivido estos meses “con gran preocupación por las consecuencias sanitarias, económicas y sociales que ha tenido y tendrá” y destaca que “el sistema ha funcionado al límite después de los importantes recortes sufridos los últimos años”.

El Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada ha presentado un informe con datos actualizados de la jubilación del médico en 2021 en el que se expone la pérdida de ingresos que les supondrá a los facultativos jubilarse en este año que ha comenzado y los requisitos para poder hacerlo tanto para los que cumplen la edad fijada, como para aquellos que quieran acogerse a la jubilación voluntaria anticipada.

El informe dirigido por el Dr. Vicente Matas, Vocal Nacional de Atención Primaria Urbana de la Organización Médica Colegial (OMC) destaca que lo primero que tienen que saber todos aquellos que vayan a jubilarse o pretendan hacerlo es que, al jubilarse perderán mucho con relación a lo que vienen cobrando en activo, sobre todo si aún realizan guardias.

Esto sucede porque, aunque la inmensa mayoría cotizamos por el tipo máximo en el régimen general para el grupo 1 (Ingenieros y Licenciados) que para el año 2021 es de 4.070,10 euros/mes (este año y el año pasado no la ha subido el gobierno), doce meses al año (se prorratean las extras), hay una parte importante de la nómina, sobre todo si se hacen guardias, por la que no se cotiza y por tanto no genera derechos. Además, a la hora de cobrar la pensión existe, desde la crisis del petróleo de los años 70, un tope máximo de pensión en España que en el año 2021 es 2.707,49 euros brutos mensuales (14 pagas) en total 37.904,96 euros brutos anuales.

El Representante Nacional de Médicos de Atención Primaria Urbana del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) el Dr. Vicente Matas, miembro del Centro de Estudios del Sindicato Médico (CESM) de Granada, ha elaborado un informe sobre la jubilación del médico, en el que destaca que, a la hora de que un facultativo cobre la pensión, existe, desde la crisis del petróleo de los años 70, un tope máximo en España, que en el año 2020 se situa en 2.683,34 euros brutos mensuales, para 14 pagas, que suman un total de 37.566,76 euros brutos al año

“Muy posiblemente, este tope de pensión no se suprimirá por el Gobierno cuando suprima el tope de la cotización, como han advertido en alguna ocasión, con lo que los  médicos cotizaremos más sin percibir mayor pensión”, añade este especialista, que explica que “en el año 2020, para hacer los cálculos se utilizan las bases de cotización de los últimos 23 años (276 meses) y se dividen por 322 (así convierten las bases que se abonan en 12 pagas en bases de 14 pagas), el resultado de la operación es la base reguladora”.
 
Por tanto, “la pensión se calcula mediante un porcentaje sobre la base reguladora, este porcentaje es variable en función de los años de cotización”. En concreto, “con 36 años cotizados entre los años 2020 y 2022, es el que afecta este año” y si se cumple este requisito de tiempo, “para llegar al 100 por cien de la base reguladora, le correspondería por las cotizaciones que ha realizado, una pensión de jubilación de 3.059,08 euros/mes,  en 14 pagas (42.827,12 euros/año)”.

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.