El papel fundamental de los médic@s jubilad@s en la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) como socios protectores, es el tema escogido para difundir este mes la campaña de divulgación “12 meses, 12 prestaciones”. La Fundación quiere recordar al colectivo médico más veterano que, aunque se jubilen son un pilar fundamental de la #FamiliaMédica; ya que siendo socios protectores de la FPSOMC pueden ayudar a muchas familias y, además, tienen acceso a todas las prestaciones del Catálogo.

“La ayuda y el cuidado a los demás es algo ligado a la profesión médica y que nos acompaña en toda nuestra vida, incluso cuando termina nuestra etapa profesional: seguimos siendo médicos por encima de todo. Por ello, los médic@s jubilad@s son una parte muy importante en nuestra Fundación. Gracias a su ayuda se ha mantenido y se mantiene viva la solidaridad y la labor de esta entidad centenaria que atiende a los profesionales y sus familias cuando nos necesitan”, señala el Dr. Tomás Cobo, presidente de la FPSOMC, quien les recuerda “aunque colguéis vuestra bata, y os deis de baja de la colegiación, esta sigue siendo vuestra Fundación, podéis colaborar con ella y además recibir si lo necesitáis sus ayudas”.

De hecho, la FPSOMC dispone en su programa una ayuda específica para el colectivo médico jubilado, destinada a complementar los ingresos de la jubilación. El objetivo es ayudar, a los profesionales que formen parte de la Fundación, en la cobertura de gastos personales en situación de carencia o insuficiencia de recursos económicos tras la jubilación.

La Comisión de Salud Pública aprobó, en la reunión celebrada ayer, ampliar el grupo de personas a las que administrar una dosis adicional de la vacuna de la COVID-19.

Así, a las personas con trasplante de órgano sólido, los receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos y las personas en tratamiento con fármacos anti-CD20 se unirán el resto de las personas que forman parte del grupo 7, aquellas con ciertos tratamientos inmunosupresores, de muy alto riesgo, y las residentes en centros de mayores.
 
La Comisión de Salud Pública, en la que se encuentran representadas todas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, ha seguido así las recomendaciones de la Ponencia de Vacunas, que está analizando diferentes propuestas según la evidencia disponible para ampliar los grupos a los que se suministrará una dosis adicional de vacuna contra la COVID-19.

De esta manera, siguiendo la revisión de la Ponencia de la evidencia de los beneficios que una dosis adicional puede aportar se vacunará con la misma a los pacientes oncohematológicos en tratamiento quimio radio-terápico y aquellos con patologías de base que requieran de tratamiento inmunosupresor, entre otros.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), a través del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV), han creado el Registro Nacional de Dispositivos de Asistencia Circulatoria y Respiratoria en España (Registro RENACER), con el objetivo de desarrollar las actuaciones de seguimiento y vigilancia de los dispositivos de asistencia circulatoria y respiratoria.

Con esta herramienta se pretende mejorar el conocimiento de su comportamiento, a corto, medio y largo plazo, a fin de obtener datos sobre su seguridad. Este registro, fruto del trabajo desarrollado por ambas instituciones, realizará un seguimiento estrecho de estos productos sanitarios para poder así analizar el impacto de su uso, tomar decisiones en materia de salud, informar a los colectivos de interés sobre su efectividad y seguridad, e impulsar la participación en registros internacionales.
 
El Registro RENACER, que estará permanentemente actualizado, se convertirá en una fuente de información primaria que reforzará los mecanismos de vigilancia de los dispositivos de asistencia circulatoria y respiratoria, en beneficio de la salud de los pacientes. Además, favorecerá la investigación científica de estos productos.

La Comisión Europea propondrá dotar a la nueva autoridad europea de respuesta a pandemias con 6000 millones de euros hasta 2027, lo que supone unos 1000 millones de euros al año, con el objetivo de que la UE esté mejor preparada ante el posible surgimiento de nuevas amenazas sanitarias.

"Tenemos que asegurar que ningún virus convierta una epidemia local en una pandemia mundial", ha subrayado la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, en el Debate sobre el Estado de la Unión en el Parlamento Europeo.
 
La presidenta de la Comisión Europea ha relanzado en su intervención la creación de la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA, por sus siglas en inglés), cuya creación ya avanzó hace un año en el mismo evento, cuando resaltó la necesidad de que la UE se dotara de una agencia similar a la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (Barda) de Estados Unidos.

Patricia Lacruz, directora general de Farmacia del Ministerio de Sanidad, informó de que se encuentran inmersos en el análisis del sistema de aportación farmacéutica -conocido como copago farmacéutico- que se está revisando en relación con los tramos que lo conforman y a los porcentajes de dicha aportación.

Con respecto a si Sanidad tiene previsto desfinanciar medicamentos, la directora general de Farmacia declaró que "este aspecto va ligado a la evaluación que de forma necesaria se tiene que hacer en la gestión de cualquier producto y servicio, pero que, en cualquier caso, no está previsto desfinanciar ningún medicamento".
 
Durante la conversación también se abordó la situación del plan de genéricos y biosimilares en el que se está trabajando desde el Gobierno. Lacruz indicó que está aprobado y pendiente de luz verde por parte del Consejo interterritorial en el momento que la agenda lo permita.

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.