La ministra de Sanidad adelanta avances en el refuerzo de la Atención Primaria, la digitalización y la innovación de la Sanidad, la atención a la cronicidad y el envejecimiento y la apuesta por un modelo que asegure más la prevención, la salud pública y que esté más cerca de las personas.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha avanzado este miércoles como gran objetivo de la legislatura el reforzamiento y la ampliación de las capacidades del Sistema Nacional de Salud, en paralelo a los esfuerzos que se están realizando, de mano del resto de administraciones y de la ciudadanía para, superar la crisis social, sanitaria y económica derivada de la pandemia por el COVID-19.
 
Así lo ha avanzado este miércoles Darias durante la inauguración telemática del evento virtual ‘La Sanidad pública más allá de la COVID’ que han organizado los medios El País, Cadena SER y Cinco Días. Como ha adelantado la ministra, entre los hitos que constituyen la hoja de ruta del Ministerio de Sanidad para los próximos años se encuentran, entre otros, el refuerzo de la Atención Primaria, la digitalización y la innovación de la sanidad o la mejora de la atención a la cronicidad y el envejecimiento la población; reformas e inversiones que serán posibles gracias al apoyo de la Unión Europea y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia conocido como Plan España Puede, que impulsa el Gobierno de España.

El 74% de cuidadores no profesionales en España asegura que su salud mental y emocional se han deteriorado durante la pandemia, según concluye el ‘Informe sobre el Bienestar de los Cuidadores 2020. ¿Quién cuida a los que cuidan? Así afectan la Covid-19 y la falta de apoyo a los cuidadores no profesionales’.

Según este informe, elaborado en colaboración con algunas de las principales organizaciones internacionales de cuidadores; el 62% señala que la pandemia ha empeorado su salud física debido, sobre todo, a la falta de sueño y ejercicio y el mismo porcentaje indica que la Covid-19 ha repercutido negativamente sobre su situación económica. Y casi la totalidad (95%) dice no sentir reconocida su labor.
El trabajo afirma que los cuidadores españoles refieren un mayor deterioro mental, emocional y físico y un empeoramiento de su situación económica significativamente mayor que la media de los 12 países (entre 8 y 16 puntos de diferencia) que analiza. "La pandemia me ha impactado, sobre todo, a nivel psicológico y emocional. Sentía una alta presión porque no quería, ni quiero, contagiarle. La incertidumbre de no saber si estás siendo lo suficientemente cuidadosa me produce mucho miedo", explica Dolores Fernández, cuidadora no profesional de su padre, Manuel.

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) acaba de resolver la convocatoria del proyecto ECAM-SEC, por el que otorga un millón de euros para la realización de un ensayo clínico aleatorizado multicéntrico relacionado con la salud cardiovascular, que responda a interrogantes de relevancia científica y asistencial.

El proyecto que ha resultado ganador de la convocatoria está liderado por el doctor Fernando Alfonso, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario La Princesa de Madrid, y su objetivo es evaluar cuál es la mejor opción de tratamiento para la disección coronaria espontánea (DCE), una causa de infarto de miocardio distinta de la aterosclerosis.
 
La disección espontánea de la arteria coronaria es una emergencia poco común que ocurre cuando se forma un desgarro en un vaso sanguíneo del corazón y que está reconocida cada vez más como causa del síndrome coronario agudo (SCA). "Afecta especialmente a mujeres jóvenes o de mediana edad y no se debe a la presencia de aterosclerosis, sino a la aparición de una rotura o separación espontánea de causa desconocida de las propias capas que forman la pared coronaria", explica Alfonso.

Las causas más comunes son los accidentes laborales y, las intervenciones más frecuentes, reimplantes digitales, sobre todo, del pulgar.

Un accidente en el lugar de trabajo, un siniestro en carretera o ser víctima de un delito violento son algunas de las causas que llevan a cientos de pacientes cada año en España a sufrir una amputación tener que recurrir a una intervención de reimplante de miembros o revascularización, una intervención para restablecer el flujo sanguíneo en lesiones con vasos cortados.
 
También hay amputaciones provocadas por otras causas, como quemaduras, otros accidentes o tumores, que, en ocasiones excepcionales, son tratadas con trasplantes de tejidos compuestos, un campo en el que España tiene una importante experiencia. Ante la próxima celebración del Día Nacional del Trasplante, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), recuerda que, además de ser una potencia en donación y trasplantes de órganos, España cuenta con cirujanos plásticos de prestigio internacional en el campo de los trasplantes de tejidos y reimplantes.
 
La Dra. Elena Ruiz es especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del Hospital Universitario de Burgos, que está acreditado por el Ministerio de Sanidad como CSUR (Centros, Servicios y Unidades de Referencia) en Reimplantes y Mano Catastrófica. En su unidad llevan a cabo “alrededor de 50 o 60 reimplantes y revascularizaciones al año”, por lo que calcula que en España se realizan más de 250 de estas intervenciones.

Los doctores Salvador Márquez, Gemma Ramírez y M.ª Teresa Camps colgaron su bata hace años, pero no su vocación de ser médicos. Ellos tres forman parte de los 25 médicos jubilados voluntarios de Málaga, que, durante la pandemia de Covid-19, han realizado labores de rastreo de casos y atendido a pacientes en el servicio ‘Salud Responde” por teléfono. “Ayudar en situaciones críticas va unido con ser médico, algo que nunca se deja de ser”, aseguran.

“Médicos y Pacientes” entrevista a estos tres doctores colegiados en Málaga, cuyo Colegio de Médicos organizó una bolsa de médicos jubilados voluntarios y la puso a disposición del Servicio Andaluz de Salud (SAS), y en la que han demostrado la vocación y el compromiso inquebrantable de una profesión que llevan en el ADN incluso después de jubilarse.

Dra. Gemma Ramírez: “Volver a trabajar con mis compañeros ha sido como volver a la juventud y a nuestros inicios en la carrera”

La Dra. Gemma Ramírez, especialista en Hematología, ejercía en el Hospital Clínico de Málaga y en el Quirón Salud en Málaga hasta que se jubiló de la medicina pública hace 6 años y de la privada hace unos meses, aunque colabora en el Servicio con protocolos o ensayos.