Dra. Dª Ana María García Sánchez

Vocal de la Sección de Medicina Hospitalaria
Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Zamora

Ante la resolución de la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad por la que se convocan los actos de adjudicación de plaza correspondientes a las pruebas selectivas 2020 para el acceso en el año 2021, a plazas de formación sanitaria especializada, la Vocalía Nacional de Médicos Tutores y Docentes del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) se posiciona totalmente en contra con las decisiones adoptadas, de forma unilateral, por las autoridades sanitarias.

Una vez más, el equipo directivo de la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, da la espalda a la opinión del colectivo de profesionales con obligaciones docentes, al implementar unas decisiones que no van a garantizar una elección justa y con garantías para todos aspirantes a plaza.

Entendemos que la situación actual se ve afectada por el estado de pandemia pero el  sistema de elección que incluye presentar una larga lista de preferencias (más de 7000, clasificadas y ordenadas por hospital y/o especialidad), y la posterior adjudicación telemática de plazas en un único día no garantiza los mismos derechos que anteriores convocatorias. Convertir un proceso de elección de plazas en una adjudicación por lista impide al candidato conocer el número de plazas disponibles, genera desconcierto, inseguridad y falta de transparencia.

El Dr. Gabriel José López Ordoño, representante Nacional de Médicos de Hospitales del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), analiza desde la perspectiva hospitalaria la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de COVID-19.  En esta entrevista pone en valor la labor de los médicos y todo el personal del SNS: “La autogestión y respuesta de los profesionales sanitarios fue lo que permitió seguir prestando asistencia y que el sistema no quebrara del todo”.

El Dr. Gabriel José López Ordoño manifiesta haber vivido la pandemia con preocupación por varios motivos. “Me sentí preocupado con la posibilidad de que alguien de mi familia, sobre todo los que presentan más factores de riesgo pudieran contraer la enfermedad, con el agravante de poder ser yo mismo el vector de transmisión de la enfermedad a mis seres queridos. He sentido una responsabilidad extra para extremar las precauciones de evitar llevar la infección a casa, además, como consecuencia de mi trabajo”, asegura.

Como médico, señala en esta entrevista, tuvo “diferentes sentimientos que fueron cambiando conforme la evolución de la pandemia. Al principio sentí una gran preocupación y responsabilidad cuando conocimos cómo se estaba extendiendo la enfermedad por Italia.

La Vocalía nacional de Médicos de Hospitales, coordinada por el Dr. Gabriel López Ordoño, celebró el pasado viernes su primera Asamblea del año abordando temas de interés para dicha sección como la colegiación obligatoria y la acreditación de actividades formativas a través de SEAFORMEC, entre otros

En la Asamblea participó el vicepresidente 1º del CGCOM, Dr. Tomás Cobo, encargado de informar a los vocales de Médicos de Hospitales sobre aspectos relativos a la acreditación de actividades formativas, como la firma del convenio el pasado mes de Junio entre la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) y SEAFORMEC al objeto de la convalidación de créditos formativos por ésta última y el reconocimiento de los mismos a nivel europeo.
 
El Dr. Cobo informó de que el objetivo de dicho convenio es poder convalidar directamente dichos créditos a nivel europeo, para que las actividades formativas realizadas en España tengan un mayor reconocimiento. Igualmente explicó que el procedimiento para la acreditación de estas actividades se ha simplificado, siendo actualmente más rápida la concesión de los créditos, además de la reducción de su coste económico, lo que permitiría, como indicó, “favorecer la acreditación de actividades formativas con un número más restringido de participantes”.

Algunas de las principales reivindicaciones de los médicos tutores y docentes pasan, en estos momentos, por un incremento del tiempo para la docencia y mayor reconocimiento y retribución de su labor formativa, según se desprende de los resultados preliminares de la encuesta “El estado actual del médico tutor en España” realizada por la Vocalía Nacional de Médicos Tutores y Docentes, a cargo del Dr. Francesc Feliu, y que fueron expuestos en la última asamblea celebrada el pasado viernes en la sede del CGCOM

El representante nacional de Médicos Tutores y Docentes de la OMC, Dr. Francesc Feliu, analizó con los asistentes a dicha Asamblea algunos de los resultados preliminares de esta encuesta que va a permitir conocer a fondo la situación de este colectivo desde el punto de vista demográfico y profesional. Un objetivo que el Dr. Feliu ya se marcó a partir de la puesta en marcha de esta Vocalía.
 
De la respuesta de los más de 900 tutores que han participado en el sondeo, se constata la falta de tiempo para desempeñar una adecuada labor docente con los residentes y poder compatibilizarla con la función asistencial dentro del horario laboral, además de reclamarse, como apunta el representante nacional, un programa específico de formación.

La creación de un marco estatutario propio, el diseño de programas formativos adecuados y un mayor reconocimiento a la labor que desempeñan son algunas de las principales demandas que los médicos tutores han puesto sobre la mesa en su primera Asamblea, celebrada el pasado viernes, tras la constitución oficial de la Vocalía de Médicos Tutores de la Organización Médica Colegial.

El representante nacional de la sección, el Dr. Francecs Feliu, expuso a los tutores asistentes en representación de los Colegios de Médicos sus principales líneas de actuación como punto de partida de esta Vocalía creada a partir de la promulgación de los nuevos estatutos de la OMC, aprobados en julio de 2016 y tras las elecciones del pasado mes de octubre para la designación del actual representante nacional.

El Dr. Feliu describió, en primer lugar, el escenario actual en el que se mueve el colectivo de médicos tutores, caracterizado, principalmente, por "la disgregación, la desunión, y la descoordinación" de estos profesionales. A lo que se suman otros problemas como la falta de reconocimiento, el escaso tiempo para la docencia en los centros sanitarios, y el volumen de burocratización a la hora de realizar sus tareas formativas, entre otras.

De ahí, su llamamiento a la unidad y a la necesaria recuperación de la autoridad que corresponde a este colectivo, todo enfocado a un objetivo común como es el de fortalecerlo y situarlo en el lugar que le corresponde dentro de la organización sanitaria. En este sentido, reconoció  la labor que algunas asociaciones como Sefse-Areda han realizado en beneficio de los médicos tutores, “sin embargo –como lamentó- actualmente seguimos sin la cohesión que se precisa".

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.