Dra. Dª. Mercedes Prieto Matellán

Vocal de la Sección de Médicos de Atención Primaria
Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Zamora

El Dr. Vicente Matas, representante nacional de Atención Primaria Urbana, explica en esta entrevista de balence de un año marcado por la COVID19 que “es fundamental que en Atención Primaria exista un presupuesto finalista suficiente y es urgente que se dedique, lo antes posible, más del 20% del presupuesto sanitario público, como se hacía en los años ochenta”.

¿Cómo ha vivido la pandemia como ciudadano y como médico?  

Con mucha preocupación y tomando todas las medidas preventivas posibles, en la primera ola cuando faltaba material de todo tipo, tratando de apoyar a los compañeros, buscando material de protección, colaborando con los grupos de ciudadanos voluntarios que hicieron una gran labor confeccionando mascarillas, pantallas protectoras, batas de plástico, protectores de orejas para las mascarillas, patucos… y todo lo que se podía hacer. El mercado quedó desabastecido y los sanitarios, entre ellos los médicos, se enfrentaban a la pandemia en condiciones muy precarias, con muy poco material, mucho confeccionado por estos voluntarios a los que se ayudaba con donaciones de material, recogiéndolo de sus domicilios en los que estaban confinados y haciéndolo llegar a los centros.

También comunicando las deficiencias en los diferentes centros, colaborando en lo posible con la administración y los servicios de salud laboral, difundiendo los diferentes protocolos, cambiantes casi a diario. Haciendo un seguimiento y resumen de los datos disponibles del Ministerio mediante informes diarios, con difusión a los medios para que llegará a la población en general y a los sanitarios, incluidos médicos, en particular. La información de la evolución de datos claves es fundamental, el problema fue que los datos en demasiadas ocasiones presentaban grandes incongruencias, no eran homogéneos, cambiaron los criterios en demasiadas ocasiones y finalmente tuve que dejar de realizar los informes al no confiar en los datos que se publicaban.

Desde las Vocalías de Atención Primaria Rural y Urbana del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) han emitido un comunicado donde anuncian que comparten la preocupación del Foro de la Profesión Médica (FPME) sobre el Real Decreto 29/2020 que ha llevado a la Confederación Estatal Sindicato Médicos (CESM a la convocatoria de huelga).

“Queremos solidarizarnos con cuantas reivindicaciones, peticiones y recomendaciones se han formulado desde el Foro de AP en la que se encuentran integrados todos los grupos representativos de la profesión médica que trabajan en la AP y compartimos su preocupación y la del Foro de la Profesión Médica por la situación en relación al Real Decreto 29/2020 que ha conducido al actual conflicto laboral”, aseguran en el comunicado.
 
Las condiciones laborales y profesionales “de nuestro ejercicio son cada vez más deplorables, decepcionantes y destructivas para nuestro primer nivel asistencial. La población echa de menos a sus médicos de familia y para ello es necesario un trabajo digno y con unas condiciones aceptables para poder desarrollar sus funciones”, manifiestan.

La pandemia de Covid-19 ha supuesto en la atención sanitaria una revolución en cuanto a la forma de prestar la atención a los pacientes. La necesidad de proteger a los profesionales y a los pacientes de la posible infección, al acudir a los centros de forma espontánea y desordenada con el peligro de provocar aglomeraciones, con falta de distancia y medidas de protección, ha dado lugar a nuevas formas de contacto de los pacientes con los centros, los profesionales y especialmente sus médicos.

Dentro de estas nuevas formas de contacto entre los médicos, resto de profesionales y los pacientes tienen un papel protagonista las nuevas tecnologías, la consulta telefónica, la videoconferencia y otros sistemas de comunicación que hasta ahora tenían un uso prácticamente anecdótico en la atención sanitaria.

Para compartir experiencias y proponer soluciones desde las vocalías de Atención Primaria y de Administraciones Públicas se organizan estas jornada el 5 de noviembre.

Las nuevas formas de asistencia se han impuesto de forma urgente y precipitada, por lo que es necesario estudiar detenidamente la forma de adecuarlas al día a día de los centros y mejorar la calidad de vida en el trabajo diario de los médicos, sea cual sea su ámbito de actuación.

El Foro de Médicos de Atención Primaria ha emitido un comunicado en el que apela a “la recuperación de un plan de defensa” de esta especialidad, “basado en el decálogo de este Foro, en el reciente Plan de reconstrucción del Congreso y, también, en el Marco Estratégico de la Atención Primaria de Salud 2019, con su sede situada en la oficina ejecutiva de Atención Primaria y Comunitaria inaugurada hace exactamente un año”.

En este documento, en el que los especialistas del primer nivel asistencial analizan la situación actual de los centros de salud en la pandemia, señalan que no saben “si se ha abandonado a la Atención Primaria a la deriva buscando, de forma deliberada, su hundimiento para proceder, entonces, a la privatización o al copago, cuando la situación sea ya completamente irreversible”.

Así, este Foro destaca que “las consultas de los centros de salud son, en algunas comunidades autónomas, un infierno, donde la Administración ha dejado solos a los médicos, a los pediatras y al resto de profesionales”. Además, añade que “existe el riesgo de que el precario escenario aquí descrito y la gran ansiedad que producen las agendas sobrecargadas y la necesidad de diagnosticar rápido en esta situación de incertidumbre epidemiológica, desemboque en un aumento de burnout entre los profesionales que trabaja en Atención Primaria”.