Unos 27.000 de los 250.000 nuevos cánceres diagnosticados este año en España son de mama, lo que supone casi el 11% del total (10,8% en concreto). Dentro de estos últimos, fallecen en torno a 6.000 pacientes, cerca del 22%, pero la supervivencia a cinco años alcanza el 90%, según destacó José María Borrás, coordinador científico de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud (SNS)

Fue en una rueda de prensa ofrecida junto con Montserrat Doménech, presidenta de la FECMA, la Federación de Mujeres con Cáncer de Mama, con motivo de la participación en el Encuentro 'Avanzar en la dimensión humana del SNS desde las aportaciones del conocimiento y la innovación: la visión de las mujeres con cáncer de mama', que se celebró dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) bajo la dirección de Borrás.

En su comparecencia ante los medios, el coordinador en la materia del SNS precisó que de los 250.000 nuevos casos de cáncer detectados este año en España, la mayoría se diagnosticaron a hombres -150.000- y los 100.000 restantes, a mujeres.

En cuanto a la prevención del cáncer de mama, Borrás recordó que siguiendo la política del Consejo Interterritorial de Salud se realizan mamografías en la franja de edad entre los 50 y 69 años y cada 24 meses. Y aunque éste es el protocolo general en el conjunto del país, hay comunidades autónomas que extienden dicha prueba hasta los 45 y 74 años de edad.

Esta semana, hasta el 1 de julio, tiene lugar la Semana internacional de concienciación de la sordoceguera coincidiendo con el Día Internacional, que se celebra mañana, 27 de junio, con el objetivo de ampliar el conocimiento sobre esta discapacidad que en España se calcula que afecta a 230.000 personas y que consiste en la pérdida conjunta de capacidad visual y auditiva

La sordoceguera es una discapacidad considerada "olvidada" en España por la Federación Española de Sordoceguera (Fesoce) quien ha reiterado en varias ocasiones la falta de protocolos de detección y atención, y de un censo oficial para contabilizar los casos de esta discapacidad.

En este sentido, Ricard López, presidente de Fesoce hace hincapié en que el censo es un instrumento indispensable para el correcto dimensionamiento de los recursos públicos necesarios: profesionales, centros de día, centros residenciales, centros escolares, viviendas adaptadas, ayudas tecnológicas. "Todas las atenciones necesitan ser calculadas en relación a la demanda real, es decir, no solo las personas reconocidas actualmente como sordociegas, sino aquellas, posiblemente la mayoría, que siguen siendo casos sumergidos, ignorados, o mal clasificados. España nunca ha realizado un estudio demográfico de este colectivo", puntualiza.

La Región Europea de la OMS ha celebrado, recientemente, una reunión en Almaty, Kazajstán, con el fin de diseñar nuevas fórmulas que permitan dar un nuevo giro a la Atención Primaria de Salud en la próxima década. Los cambios propuestos están orientados a una mayor integración entre A.P., salud pública y atención sociosanitaria

En el encuentro estuvo presente la directora de la OMS para Europa, Dra. Zsuzsanna Jakab, que agradeció al Gobierno de Kazajstán su interés por la Atención Primaria y por acoger el centro europeo dedicado a esta materia.

La Dra. Jakab recordó a los participantes que la esencia de la visión de futuro de la A.P. parte de la Declaración de Alma-Ata de 1978 que hizo hincapié en la necesidad de aportar una perspectiva integral de la salud, a partir de servicios sanitarios cercanos a las familias y a sus hogares.

España volvió a tener en 2016 un saldo vegetativo negativo, al registrarse 259 defunciones más que nacimientos, según el avance del 'Movimiento natural de población' publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE)

Si en 2015 el número de fallecimientos en España superó al de alumbramientos por primera vez desde 1941, cuando existen datos históricos anuales, en 2016 volvió a registrarse un balance vegetativo negativo. En 2016, nacieron en España 408.384 niños, lo que supone 11.906 menos que el año precedente (caída del 2,8%). Desde 2008, cuando nacieron 519.779 niños (el máximo en 30 años), el número de nacimientos se ha reducido un 21,4%.

A pesar de la reducción del número de nacimientos, el indicador coyuntural de fecundidad (o número medio de hijos por mujer) se mantuvo en 1,33 en 2016. Por su parte, la edad media de acceso a la maternidad se elevó a 32,0 años, frente a los 31,9 de 2015. 

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.