La Organización Médica Colegial (OMC) celebra hoy un acto de recuerdo y homenaje para los 80 médicos y médicas fallecidos durante la pandemia por COVID19 en el ejercicio de su profesión a través de un minuto de silencio en la Plaza de las Cortes de Madrid, frente al Congreso de los Diputados donde la corporación tiene su sede.

La Junta Directiva de la OMC guardará 80 segundos de silencio (1,20 minutos) en recuerdo de cada uno de los facultativos que ha perdido la vida a causa de su labor asistencial durante la pandemia por COVID19. Lo hará frente a la sede corporativa que desde mañana contará con carteles y crespones en sus fachadas por cada uno de estos compañeros fallecidos.
 
Todos aquellos medios que quieran cubrir este acto podrán grabar las imágenes correspondientes, así como realizar entrevistas y toma de declaraciones a los miembros de la Junta Directiva de la Organización Médica Colegial.
 
Con este homenaje, la corporación que representa a todos los médicos de España, reitera su solicitud para que la profesión médica sea declarada profesión de riesgo en nuestro país, una medida que la organización viene reclamando desde el pasado mes de mayo.   

FUENTE: medicosypacientes.com

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) del sistema de información a través del cual todas las autoridades sanitarias autonómicas deberán facilitar la información referente a la vacunación frente a la COVID-19.

De esta forma, en la Resolución de la Dirección General de Salud Pública, emitida hoy, se establece que las CCAA deberán remitir diariamente al Ministerio los datos de la vacunación llevada a cabo en todos los puntos de cada territorio, en línea con la obligación de información establecida en el artículo 23 del Real Decreto Ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, y en el artículo 65 bis de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del SNS.

En la Resolución se incluye la ficha con los datos que se deberán rellenar por cada una de las personas vacunadas como son la fecha de nacimiento y el lugar de residencia, el tipo de vacuna, fabricante y lote así como el motivo de vacunación. El procesamiento estadístico de estos datos y su representación geográfica se considera un elemento de gran utilidad en el seguimiento de la pandemia y en la toma de decisiones para su afrontamiento por las administraciones sanitarias. Además, el tratamiento de los mismos permitirá a emisión de certificados a solicitud del interesado, garantizándose siempre las medidas de seguridad en materia de protección de datos.

Un 9,9 por ciento de la población española ha pasado la COVID-19 y ha desarrollado anticuerpos IgG, lo que supone un total de 4,7 millones de personas, según la cuarta ronda del 'Estudio Nacional de Seroprevalencia ENE-COVID', presentada este martes en rueda de prensa y elaborada por el Ministerio Sanidad, junto al Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), el Instituto Nacional de Estadística (INE) y con la colaboración de las comunidades autónomas.

La tercera ola del estudio, realizada hasta julio, concluyó que el 5,2 por ciento de los españoles tenía anticuerpos IgG, es decir, poco más de 2 millones de personas. Los resultados dados a conocer hoy, por tanto, indican que entre julio y noviembre, dentro de la segunda ola, se han infectado aproximadamente el mismo número de personas en España que en la primera ola, según ha precisado la directora del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), Raquel Yotti.
 
En esta cuarta ronda no se han observado diferencias en la seroprevalencia entre hombres y mujeres. Tanto en prevalencia actual como global, los porcentajes son menores entre los niños menores de 10 años, y muy similares en los demás rangos de edad. Sin embargo, se está detectando "aproximadamente el 60 por ciento de los casos", de acuerdo con los datos aportados por Yotti, mientras que en la primera fue del 10 por ciento, gracias a "un incremento muy importante en las técnicas diagnósticas en todo el país".

Alrededor de 2.700 millones de personas, más de un tercio de la población mundial, no han recibido ningún apoyo público para hacer frente a los efectos de la pandemia del coronavirus, según una investigación de Oxfam Intermón.

Tras analizar las prestaciones de 126 países de ingresos bajos y medios, el informe ‘Refugio en la tormenta’, realizado en colaboración con Development Pathways, concluye que ninguna de las transferencias públicas ha sido suficientemente elevada como para satisfacer las necesidades básicas de la población.
 
En total, el mundo ha gastado este año 11,7 billones de dólares para hacer frente a las consecuencias de la pandemia del coronavirus, pero la mayoría -el 83%- los han gastado sólo 36 países ricos, frente a sólo 42.000 millones de dólares (el 0,4 %) empleados por 59 países pobres.

Una de cada cuatro instalaciones de atención de salud no tiene servicios de agua, lo que deja a unos 1.800 millones de personas con mayores posibilidades de contraer la COVID-19 ya que trabajan o son usuarios de centros en los que no hay servicios básicos y saneamientos, han denunciado este lunes las agencias de la ONU dedicadas a la salud e infancia.

Una de cada tres personas no se puede lavar las manos cuando prestan atención sanitaria, y una de cada diez instalaciones carece servicios de saneamiento, mientras que una de cada tres no recicla los desechos de manera segura.

Trabajar en un centro de atención de salud sin agua, saneamiento e higiene es "como enviar a enfermeras y médicos a trabajar sin equipo de protección personal", ha explicado el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, unas condiciones "fundamentales para detener la COVID-19".