El director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, Michael Ryan, recordó este lunes que la organización no tiene “la facultad ni el mandato” para investigar a China con el fin de encontrar el origen del coronavirus, e instó a trabajar “con respeto diplomático”, convencido de que, “de por sí”, el gigante asiático “no cometió ninguna infracción”.

Así lo demandó en una rueda de prensa en la que lamentó que se haya producido “cierta incomprensión” respecto al propósito de la misión de la organización a Wuhan (China), que consideró un “esfuerzo conjunto”.
 
“Por supuesto, se trabaja con China, un Estado soberano y miembro de la OMS, para entender mejor el origen del virus y extraer enseñanzas de cara al futuro”, reconoció, para, a continuación, insistir en que, “en realidad no se ha llevado a cabo una investigación, no se consideró ya de por sí que se había cometido alguna infracción”.
 
En este punto, incidió en la importancia de “trabajar con respeto diplomático cuando se colabora con gobiernos y respetar ciertas pautas científicas a la hora de colaborar con los homólogos chinos, con el equipo científico”.

El Teléfono de la Esperanza celebra en 2021 su cincuenta aniversario y con este motivo la entidad quiere dar visibilidad al trabajo realizado durante ese tiempo y transmitir a la sociedad española la necesidad de avanzar en el cuidado de la salud mental y emocional de los ciudadanos.

Durante todo el año, el Teléfono de la Esperanza recibirá la visita de personajes públicos que apoyan la causa. Entre estos se encuentra uno previsto con la reina Letizia, quien aceptó la Presidencia de Honor de los actos de celebración del 50 aniversario. "Nos acompañaran personas, una por cada diez años de historia asociativa, que se han significado en la sociedad española por su compromiso y valores éticos, Irene Villa, periodista y psicóloga; Rafael Nadal, tenista,; Antonio Montiel, pintor; Adela Cortina, filósofa; y Luis Rojas Marcos, psiquiatra", aseguró la institución en un comunicado.
 
"No nos olvidaremos, en esta circunstancia tan especial para nuestra asociación, de todas aquellas personas que, en momentos de angustia y sufrimiento, llamaron a nuestras puertas. Tampoco de los hombres y mujeres que, en el ejercicio de su voluntariado, los supieron escuchar con respeto y afecto y les ayudaron a recuperar la esperanza", añade.

El Boletín "Europa al Día" del Departamento de Internacional del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), recoge en su número 502 la política de la Unión Europea sobre el cáncer con el, recientemente publicado, Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer que tiene como objetivo reducir el sufrimiento causado por esta enfermedad.

El cáncer es una de las máximas prioridades de la Comisión Europea en el ámbito de la salud. En sus orientaciones políticas, la presidenta Von der Leyen alude a un «plan europeo de lucha contra el cáncer para ayudar a los Estados miembros a mejorar el control y el cuidado del cáncer», con el fin de reducir el sufrimiento causado por esta enfermedad y lograr que Europa asuma un papel protagonista en este combate.
 
El Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer, presentado en febrero de 2020, es la respuesta de la UE a los retos crecientes y a la evolución en materia de control del cáncer y representa el compromiso político de hacer todo lo posible en la lucha contra el cáncer.Creado entorno a diez iniciativas emblemáticas y varias acciones de apoyo, forma parte de las propuestas de la Comisión para una Unión Europea de la Salud fuerte con vistas a garantizar una UE más segura, mejor preparada y más resiliente.

La enmienda número 62 recoge una de las principales reivindicaciones que, tanto desde SEPAR como FENAER, han hecho de forma reiterada en los últimos años. Esta medida, recuerdan los neumólogos en la carta enviada, es más necesaria que nunca en la situación actual de pandemia provocada por el SARS-CoV-2 y en prevención a la situación de estrés que asumirá posteriormente el sistema de salud español.

SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) y FENAER (Federación Española de Asociaciones de pacientes alérgicos y con Enfermedades Respiratorias) han pedido por carta a los miembros de la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados y a los grupos parlamentarios que conforman el Gobierno, PSOE y Podemos, a través de la Ministra de Sanidad, que mañana apoyen la enmienda 62 (121/000026) de la Ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 (procedente del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio).
 
La enmienda número 62 recoge una de las principales reivindicaciones que, tanto desde SEPAR como FENAER han hecho de forma reiterada en los últimos años: la retirada del visado de la triple terapia cerrada para los enfermos con EPOC. “La retirada del visado serviría para facilitar el acceso de los pacientes a una innovación terapéutica que es segura, eficaz, que tiene una excelente relación coste/beneficio y que no genera incremento en el gasto farmacéutico. El actual visado está provocando inequidad entre las diferentes Comunidades Autónomas, retrasos en la atención sanitaria a los pacientes con EPOC e incomodidades administrativas insufribles”, asegura Carlos A. Jiménez Ruiz, neumólogo y presidente de SEPAR.

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un nuevo nanomaterial, constituido por nanopartículas de cobre, que inhibe las proteínas del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, y bloquea su propagación.

El material, que ya ha sido protegido mediante patente, es aplicable en recubrimiento de mascarillas quirúrgicas, en tejidos de protección de uso hospitalario, y en recubrimiento de superficies de contacto, como barandillas o pomos en el transporte público. Los investigadores están estudiando su desarrollo industrial para llevarlo al mercado.
 
"Esta nueva tecnología consiste en unas nanopartículas que interaccionan sobre las proteínas del coronavirus modificándolas a través de un mecanismo de oxidación y bloqueando su capacidad para infectar las células humanas", ha explicado el investigador José Miguel Palomo, que ha liderado el desarrollo, al frente del grupo de Química biológica y Biocatálisis del Instituto de Catálisis y Petroleoquímica del CSIC (ICP-CSIC).