Alrededor del 60 por ciento de los cánceres de ovario se diagnostican en estadios avanzados, siendo el noveno tumor en incidencia en mujeres y el cuarto en relación a la mortalidad, según se ha puesto de manifiesto durante las Jornadas del Comité Científico de la de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQC ML).

En concreto, en los casos que se diagnostican en estadios III o IV, la supervivencia a 5 años varía entre un 11 y un 37 por ciento, mientras que aquellos que son diagnosticados en estadio I o II, ésta se incrementa hasta un 93 por ciento.
 
"Es decir, estamos ante un tumor en el que es fundamental diagnosticar pronto, tanto en términos de supervivencia, como en la morbilidad para la paciente y los costes para el sistema sanitario. En este sentido, el laboratorio tiene mucho que aportar", ha dicho el miembro de la Comisión de Marcadores Biológicos del Cáncer de la SEQC ML, Antonio Barco.
 
Por ello, durante el encuentro se ha abordado el papel del laboratorio en el cáncer de ovario: prevención, diagnóstico, pronóstico, tratamiento y seguimiento. "Hoy en día, el laboratorio ha dado un paso adelante muy importante y no solo desarrollamos algoritmos que contextualizan el uso clínico de los marcadores tumorales, sino que los combinamos incluso con las técnicas de imagen y datos clínicos de las pacientes hasta el punto de mejorar significativamente la sensibilidad, especificidad y valores predictivos, pudiendo realizar diagnósticos más tempranos, permitiendo además optimizar el uso de los recursos del sistema sanitario, en pruebas diagnósticas secundarias o derivación de las pacientes a quirófano de alta o baja resolución según proceda", ha dicho Barco.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha lamentado que los países de bajos ingresos estén comenzando ahora a vacunar a los sanitarios contra la COVID-19, "casi tres meses después" de que comenzara la campaña de vacunación en las naciones más ricas.

"Es alentador ver que los trabajadores de la salud en los países de bajos ingresos comienzan a ser vacunados contra la COVID-19, pero es lamentable que esto llegue casi tres meses después de que algunos de los países más ricos comenzaran sus campañas de vacunación", ha criticado en rueda de prensa este lunes desde Ginebra (Suiza).
 
Al respecto, ha denunciado que muchos países ricos estén vacunando ya a adultos más jóvenes y sanos mientras en el tercer mundo los sanitarios y las personas mayores, que tienen mayor riesgo de COVID-19, aún no hayan recibido ni siquiera una dosis.
 
"Es lamentable que algunos países sigan dando prioridad a la vacunación de los adultos más jóvenes y sanos con menor riesgo de enfermedad en sus propias poblaciones, por delante de los trabajadores sanitarios y las personas mayores de otros lugares. Los países no están en una carrera entre ellos, se trata de una carrera común contra el virus. No estamos pidiendo a los países que pongan en riesgo a su propia gente. Estamos pidiendo a todos los países que formen parte de un esfuerzo global para suprimir el virus en todas partes", ha reclamado.

El Dr. Tomás Cobo Castro ha ganado las elecciones a la presidencia del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), cuyos comicios se han celebrado hoy sábado, 27 de febrero, y en las que también han sido elegidos el Dr. Enrique Guilabert al frente de la Tesorería y la doctora Rosa Arroyo Castillo en la Vicesecretaria General de la corporación médica.

El Dr. Tomás Cobo Castro ha obtenido la mayoría de los votos para ostentar la presidencia de la organización los próximos cuatro años.  El Dr. Cobo obtuvo 23 votos frente a los 21 del Dr. Serafín Romero; 3 de María Luisa González, 4 votos en blanco y uno nulo.

El nuevo presidente del CGCOM es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Cantabria y especialista en Anestesiología y Reanimación, actualmente desarrolla su labor asistencial en el Hospital de Sierrallana y en la Clínica Mompía, en Cantabria.

Dentro del ámbito de las corporaciones médicas ha desempeñado diversos cargos, entre ellos, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Cantabria (2011-2017); vicepresidente primero del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (2017-2021) y actualmente es también vicepresidente de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS).

Tras las videoconferencias de los días 25 y 26 de febrero de 2021, los miembros del Consejo Europeo han adoptado una declaración sobre la COVID-19, la sanidad, la seguridad y la defensa y la vecindad meridional, en la que los estados solicitan, entre otras cuestiones, que “se prosiga el trabajo para alcanzar un enfoque común sobre los certificados de vacunación, y que retomar esta cuestión”.

Declaración completa

I. COVID-19

1. Estamos decididos a seguir colaborando y coordinando nuestras acciones para hacer frente a la pandemia y sus consecuencias. La situación epidemiológica sigue siendo grave y las nuevas variantes del virus plantean retos adicionales. Por ello, debemos mantener restricciones estrictas al tiempo que redoblamos los esfuerzos para acelerar el suministro de vacunas.

2. Por el momento, es necesario restringir los viajes no esenciales. Acogemos con satisfacción la adopción de las dos Recomendaciones del Consejo sobre los desplazamientos hacia la UE y dentro de ella, según las cuales pueden introducirse restricciones de conformidad con los principios de proporcionalidad y no discriminación, teniendo en cuenta la situación específica de las comunidades transfronterizas. Es preciso garantizar la circulación sin trabas de bienes y servicios en el mercado único, en particular haciendo uso de los corredores verdes.

La Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa ha aplaudido la "resiliente" cobertura sanitaria en España, calificándola de "ejemplo a seguir para el resto de Europa".

"Al adoptar medidas para establecer una política de cobertura resistente, que garantice que las personas no pierdan la cobertura sanitaria cuando su nivel de vida o su salud disminuyan y que les dé derecho a una mayor protección cuando se encuentren en situaciones vulnerables, España constituye un ejemplo a seguir para el resto de Europa", ha resaltado el organismo sanitario internacional de Naciones Unidas.
 
En concreto, la OMS celebra las nuevas exenciones de los copagos para las recetas ambulatorias, una reforma que se espera que beneficie a unos 6 millones de personas. A partir del 1 de enero de este año, los pensionistas con rentas bajas, los niños con discapacidades moderadas y graves y los hogares que reciben prestaciones por hijos ya no tienen que pagar de su bolsillo los medicamentos recetados.
 
De la misma forma, aplauden que el Gobierno haya destinado 49 millones de euros a la ampliación de la cobertura de la atención dental. "Ambos cambios pretenden reducir las desigualdades en el acceso y reforzar la protección financiera, en línea con las recomendaciones de la OMS sobre cómo los países pueden avanzar hacia la cobertura sanitaria universal", señalan.