En el marco de la última Asamblea de la Asociación Médica Mundial, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) ha iniciado una colaboración con la corporación médica de India con el objetivo de trabajar conjuntamente para combatir el tráfico de seres humanos y órganos

El Dr. Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM), corporación que forma parte del consejo de la AMM, mantuvo un encuentro en Georgia con el Dr. Ravindra Sitaram, tesorero de la AMM, actual presidente de la Asociación Médica del sur de Asia que engloba a los países de India, Afganistán, Bangladesh, Bután, Maldivas, Nepal, Pakistán y Sri Lanka y presidente, hasta 2018, de la Asociación Médica de la India.
 
Este encuentro pretende establecer lazos de colaboración e intercambio mutuo de experiencias, fundamentalmente en el campo de la salud y Derechos Humanos, y, en especial en el tráfico de seres humanos y órganos; así como en materia de ética y deontología; formación médica continuada; y en apoyo en reuniones internacionales.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el Real Decreto-Ley (RD) que establece nuevas reglas, garantías y requisitos para extremar la protección de pacientes y profesionales ante la exposición a radiaciones médicas ionizantes

Este Real Decreto 601/2019 transpone parcialmente la Directiva 2013/59/Euratom, según informó el Ministerio de Sanidad el pasado 18 de octubre, cuando el Consejo de Ministros aprobó esta norma a propuestas de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo.
 
Con su aprobación, se pretende dar respuesta a la necesidad de tener "más rigor" ante el incremento de estas exposiciones, debido a las novedades tecnológicas y científicas y a la introducción de nuevos procedimientos en la práctica clínica. De esta forma, se reforzarán la información a los pacientes, la notificación de las dosis de radiación de cada procedimiento y los programas de control de calidad del equipamiento.

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas) ha puesto en marcha un concurso entre sus entidades para que sus usuarios más jóvenes reflejen la vivencia y reivindicación de sus derechos. Esta iniciativa se enmarca en las acciones que están realizando las entidades del Movimiento Asociativo de Familias-Fiapas con motivo de la Conmemoración del 30 Aniversario de la Convención de los Derechos del Niño durante 2019

A lo largo del mes de octubre, un total de 215 niños, niñas y jóvenes hasta los 18 años han realizado diversas actividades para materializar el conocimiento adquirido acerca de la Convención de los Derechos del Niño, dando visibilidad al ejercicio de sus derechos, de forma lúdica a la vez que reivindicativa.
 
Finalmente, los participantes de las asociaciones ASPAS-Ciudad Real y 'Entender y Hablar' de Madrid han sido los ganadores con unas originales propuestas que destacan, sobre todo, por reflejar el sentimiento de universalidad de los derechos, "que han de ser garantizados y disfrutados por los niños y niñas de cualquier lugar del mundo, y que alcanzan a todas las esferas de su vida: su familia, su salud, su educación, las personas con las que se relacionan y la Sociedad de todos, a la que pertenecen, como cualquier otro", según subraya Fiapas en una nota.

La Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, celebrada en Georgia, fue el marco en el que el Dr. Miguel Jorge explicó en su discurso inaugural presidencial que “la mayoría de los estudiantes que ingresan en la Facultad de Medicina lo hacen porque quieren ayudar a las personas que sufren. Pero los estudios muestran que cuando salen son menos sensibles a las necesidades del paciente que cuando comenzaron”

Argumentó que una posible razón es que “los estudiantes, durante su educación médica, están cada vez más expuestos a la naturaleza biológica de las enfermedades que al entorno social que rodea a sus pacientes y al desarrollo de enfermedades. Tampoco se les enseña adecuadamente a tener en cuenta los aspectos emocionales de aquellos a quienes están ayudando”.

El Dr. Jorge, director de la Asociación Médica Brasileña y Profesor Asociado de Psiquiatría de la Universidad Federal de São Paulo, manifestó que “un buen médico debe poder colocarse en el lugar de sus pacientes, tratando de sentirse como ellos se sienten, para comprender mejor sus necesidades”.

“En la atención médica, es tan esencial tener empatía como poder examinar al paciente desde afuera. Todos escuchamos que la Medicina es ciencia y arte, pero en las últimas décadas la práctica de la medicina refleja cada vez más un énfasis sólo en su naturaleza científica”, aseguró. “Un médico competente no es un buen mecánico del cuerpo humano, sino alguien que combina igualmente la excelencia técnica con estar cerca de sus pacientes, respetar su dignidad y mostrarles empatía y compasión”, manifestó.

Retrasar una operación de extracción de vesícula biliar o colecistectomía necesaria ante una inflamación (colecistitis aguda) durante más de 72 horas después del ingreso en el hospital puede no ser el enfoque más seguro para los pacientes

Los cirujanos informan de que este retraso aumenta las probabilidades de complicaciones y reingresos de 30 días, prolonga la hospitalización y puede hacer que los pacientes tengan más probabilidades de necesitar operaciones abiertas, respecto de los pacientes a quienes se opera dentro de las 24 horas posteriores al ingreso, según una investigación presentada en el Congreso Clínico 2019 del Colegio Americano de Cirujanos.
 
Las personas que tienen cálculos biliares pueden desarrollar inflamación e infección graves de la vesícula biliar y necesitan extirpación urgente, en uno de los procedimientos quirúrgicos abdominales más comunes.
 
"Las personas que tienen un episodio de colecistitis aguda tienen un riesgo muy alto de sufrir otro ataque y la infección podría poner en peligro la vida --explica el coautor del estudio Stanley Z. Trooskin, jefe de servicios quirúrgicos en el Hospital Universitario Robert Wood Johnson--. En nuestro estudio, aproximadamente el 20 por ciento de los pacientes que se sometieron a una colecistectomía esperaron más de 72 horas para someterse a la operación, por lo que es común retrasar la extracción de la vesícula biliar".