Como reconocimiento al esfuerzo que han realizado durante todos estos duros meses, desde la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) se ha hecho una Mención Especial a todos los profesionales sanitarios por su labor frente a la COVID-19 en en la edición XXIX de sus premios anuales. Galardón que fue recogido por el Dr. Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería.

“Este reconocimiento tiene caras, nombres y apellidos. La cara de los 62 médicos y médicas fallecidos por la Covid-19, de los que sufren aun sus consecuencias y de los miles de sanitarios que a día de hoy siguen combatiendo esta enfermedad”. Con estas palabras el Dr. Serafín Romero recogía la Mención Especial para los profesionales sanitarios.
 
Este premio tiene un doble sentido, para el Dr. Romero “el agradecimiento a la profesión médica y el compromiso por la incorporación en igualdad de la mujer en el entorno profesional de la Medicina”. “Igualdad en el acceso a los cargos directivos, en la brecha salarial que existe en nuestro sector, en la conciliación y en el trabajo colaborativo y de apoyo”, aseguró.

La Comisión Europea y el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) han advertido este jueves de que la situación epidemiológica actual suponer un riesgo "creciente" para los grupos más vulnerables a las consecuencias del coronavirus y para los trabajadores sanitarios, por lo que exige una actuación "inmediata y específica" para atajar el "preocupante" aumento de los casos en Europa.

"Estamos en un momento decisivo y todos tienen que actuar con decisión y utilizar las herramientas que tenemos. Esto significa que todos los Estados miembros deberían estar preparados para desplegar medidas de control inmediatamente y en el momento adecuado. Puede ser nuestra última oportunidad para evitar una repetición de la última primavera", ha alertado la comisaria de Salud, Stella Kyriakides.

En una rueda de prensa, el ECDC ha presentado un análisis de riesgo actualizado en el que destaca que es "vital" que los Estados miembros desplieguen "todas las medidas necesarias" en cuanto detecten "la primera señal de nuevos brotes".

Y esto supone, añaden ambas instituciones, aumentar la capacidad de pruebas diagnósticas y el rastreo de casos, mejorar los recursos de vigilancia de salud pública, garantizar el acceso a equipos de protección personal y medicinas y asegurar una capacidad sanitaria suficiente.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha pedido a los países que pongan en marcha planes nacionales para combatir la desinformación sobre el coronavirus, y otras enfermedades, así como para promover información sanitaria basada en la ciencia.

Además, durante la 75º Asamblea General de las Naciones Unidas, Tedros ha instado a los medios de comunicación, empresas tecnológicas, sociedad civil e investigadores a evitar que las informaciones falsas se difundan.

"Así como el coronavirus se ha extendido por todo el mundo, también lo han hecho los rumores, falsedades y la desinformación, los cuales pueden ser igualmente peligrosos. Demasiadas personas se han hecho daño basándose en falsedades, automedicándose con productos químicos tóxicos o con medicamentos peligrosos", ha advertido el director general de la OMS. Al mismo tiempo, Tedros ha avisado de que las fake news aumentan los casos de estigmatización, impidiendo que muchas personas tengan dificultades para ser atendidas, así como de violencia hacia los trabajadores sanitarios, minorías sociales o refugiados.

Los contagios y fallecimientos por COVID-19 en los profesionales sanitarios de centros sanitarios o sociosanitarios vuelven a estar considerados como contingencia profesional derivada de accidente de trabajo por haber estado expuestos a ese riesgo específico durante el ejercicio de su profesión, independientemente de la fase de la pandemia en la que se haya contraído la enfermedad.

Así lo publica el Boletín Oficial del Estado este miércoles que recoge el Real Decreto por el que también se regulan las condiciones del trabajo a distancia en España
 
El texto, que entrará en vigor dentro de 20 días, recoge que "las prestaciones de Seguridad Social que cause el personal que presta servicios en centros sanitarios o socio-sanitarios, inscritos en los registros correspondientes, y que en el ejercicio de su profesión, hayan contraído el virus SARS-CoV2 por haber estado expuesto a ese riesgo específico durante la prestación de servicios sanitarios y socio-sanitarios, cuando así se acredite por los servicios de Prevención de Riesgos laborales y Salud Laboral, se considerarán derivadas de accidente de trabajo, al entender cumplidos los requisitos exigidos en el artículo 156.2.e) del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre".