Una formación sanitaria especializada que cumpla con la normativa vigente y que asegure una atención sanitaria de calidad fue una de las principales demandas de los médicos residentes asistentes a la Jornada “Lecciones aprendidas tras una crisis en la formación MIR”, celebrada el pasado viernes por la Vocalía Nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM)

Diversos acontecimientos acaecidos en los últimos meses, en los que se asistieron a varias convocatorias de huelga por parte de médicos residentes de Unidades Docentes de distintos puntos del país, motivaron a la Vocalía Nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo a analizar y reflexionar sobre el escenario actual de la formación sanitaria especializada en el Sistema Nacional de Salud (SNS) con ayuda de diversos actores involucrados en la misma. Este fue, precisamente, el objetivo de la Jornada del pasado viernes para con sus aportaciones poder extraer un contenido base para una serie de “lecciones aprendidas”.
 
Para ello se contó con el presidente del CGCOM, Dr. Serafín Romero; la Dra. Rosa Arroyo, vicesecretaria del CGCOM; la Dra. Alicia Córdoba, representante nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo del CGCOM; y el Dr. Francesc Feliú, representante nacional de Médicos Tutores y Docentes. Participaron, asimismo, Montserrat Neira León, subdirectora general Adjunta de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, María Galindo, vocal médica de la Comisión Permanente del Consejo Nacional de Especialidades y presidenta de la CN de Reumatología, y el Dr. Agustín Blanco Echevarría, jefe de estudios del Hospital 12 de Octubre. A ellos se sumaron los vocales de médicos jóvenes de los Colegios de Médicos de Murcia, Palencia, Salamanca y Zaragoza, Dres. Domingo Sánchez, Luis Cabezudo, David González y Marta Ciprés, respectivamente.

“Rendir cuentas a la sociedad” es la base de la Validación Periódica de la Colegiación que los médicos pusieron en marcha hace unos años, la primera profesión en España que lo ha llevado a cabo, según explicó el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Dr. Serafin Romero Agüit, en el marco del XII Congreso Nacional de la Abogacía que se celebra del 8 al 11 de mayo en Valladolid. “La VPC es la prueba del algodón del profesionalismo”, afirmó

Se trata de un Congreso que ha congregado a más de 2.500 profesionales de la abogacía para abordar el futuro de la profesión y distintas temáticas, entre ellas la regulación profesional y la supervisión, consciente, según los organizadores de que “la formación continuada es un imperativo de la organización corporativa profesional, como resultado tanto de la proliferación y complejidad normativa -asociada a cambios sociales, técnicos y científicos- como de la demanda de servicios profesionales más eficientes en un entorno legal crecientemente competitivo”. Por ello, la Abogacía “es consciente de la necesidad de actualizar conocimientos, algo que está conectado con el mantenimiento de la colegiación para asegurar el adecuado servicio a los ciudadanos”.

El Foro Español de Pacientes (FEP) ha presentado cuáles deben ser las 100 prioridades que el ministerio de Sanidad y los futuros gobiernos autonómicos deben tener en cuenta con el objetivo de garantizar a los pacientes y a sus familiares una sanidad "participativa, equitativa y sin desigualdades", tras la cita electoral autonómica del próximo 26 de mayo

Para ello, se ha expuesto el documento elaborado recientemente por el Consejo Asesor de Pacientes (CAP), entre el que estas medidas se encuentran en cuatro áreas: los pacientes frágiles, entorno familiar y atención sociosanitaria; la humanización asistencial; la equidad e igualdad en el acceso a la innovación y a las prestaciones y servicios del sistema sanitario y la formación e información de los pacientes y sus asociaciones.
 
En este sentido, Andoni Lorenzo, presidente del FEP, ha recordado a los futuros representantes públicos que salgan de las urnas, la necesidad de que garanticen, a los pacientes y a las asociaciones de pacientes, la plena igualdad de trato en todo el territorio nacional; un acceso a nivel nacional de la historia clínica; contar con protocolos, guías y algoritmos autonómicos que no impidan que los pacientes puedan tener acceso efectivo a todos los servicios y prestaciones del Sistema Nacional de Salud (SNS); y algo clave también: que no se impongan a pacientes y médicos, sin su consentimiento, cambios en el tratamiento con medicamentos que estén produciendo resultados positivos.

El ictus afecta cada año en España a 120.000 personas, de las cuales un 50% quedan con secuelas incapacitantes o fallecen, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Esta enfermedad cerebrovascular es la primera causa de muerte en mujeres en España y en el 90% de los casos se podría evitar con una adecuada prevención de los factores de riesgo y un estilo de vida saludable

Se trata de una enfermedad cerebrovascular que limita o impide que llegue sangre al cerebro provocando daños neuronales, a su vez se divide en dos tipos: isquemia, en el que un coágulo impide el paso de la sangre; y hemorrágico, es decir, la ruptura de un vaso cerebral. Por comunidades autónomas, Andalucía es la que más casos registra al año (21.000), seguida de Cataluña (12.000), Madrid (11.000), Comunidad Valenciana (10.500) y Galicia (7.000).

Conocer los síntomas del ictus podría ayudar a evitar el 90% de los casos, no obstante, según advierte la Asociación 'Freno al Ictus', pueden aparecer de forma brusca e inesperada y los más comunes son las dificultades para hablar o entender, la pérdida brusca de fuerza o sensibilidad en una parte del cuerpo y la alteración de la simetría facial, así como problemas de visión y dolor de cabeza muy intenso. La gran mayoría de pacientes suelen presentar una combinación de varios de estos síntomas y con solo experimentar uno de ellos, incluso si son reversibles o transitorios, ya es motivo de urgencia.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos convoca la II edición de los Premios Médicos y Pacientes a las mejores iniciativas de profesionales, instituciones y asociaciones dentro del ámbito de la salud y lo sociosanitario desde una perspectiva de la comunicación

El objetivo de estos premios es reconocer la labor de profesionales, organizaciones sanitarias y asociaciones de pacientes que, a través de su trabajo y su manera de comunicarlo, han influido de manera positiva en la prevención de la salud, la asistencia sanitaria, la ayuda a los más desfavorecidos y en la concienciación y sensibilización ciudadana en temas sociosanitarios.

Los Premios Médicos y Pacientes se distribuyen en ocho categorías

I. Personalidad destacada en el ámbito sanitario:  Esta categoría reconoce la labor de un profesional que, a través de su trayectoria, sea un referente en el ejercicio de la Medicina, el avance científico, la buena práctica clínica y contribuya de manera relevante en la mejora de la asistencia sanitaria y en la promoción de la salud.