El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha pedido a líderes de los países del G20, durante la reunión extraordinaria celebrada por teleconferencia para abordar la crisis provocada por el Covid-19, que aumenten la producción del material sanitario, así como el número de profesionales para detectar, tratar y aislar los casos del nuevo coronavirus

Y es que, tal y como les ha recordado, el mundo está en guerra contra un virus que amenaza con "destrozarnos" ya que ha infectado a casi medio millón de personas y ha provocado la muerte de más de 20.000, y cuya evolución está creciendo a un ritmo "exponencial". "Sin una acción agresiva de todos los países, millones de personas podrán morir", ha avisado Tedros.
 
Por ello, ha pedido a los líderes políticos que sumen fuerzas para derrotar al nuevo coronavirus, subrayando y agradeciendo las medidas implantadas en muchos países como, por ejemplo, aquellas relativas a las "drásticas" restricciones sociales y económicas.

Los Consejos Generales de Colegios Oficiales de Dentistas, Farmacéuticos, Médicos y Podólogos, reunidos telemáticamente ayer y de acuerdo con las competencias atribuidas por el Real Decreto 1718/2010, de 17 de diciembre, sobre receta médica y órdenes de dispensación, han trabajado conjuntamente para habilitar una versión simplificada del Sistema de Receta Electrónica Privada para operar, de manera temporal y como solución de contingencia ante la situación de emergencia sanitaria provocada por el COVID-19. Dicha solución facilita el acceso a los tratamientos prescritos con las garantías sanitarias para los pacientes

A raíz de la situación derivada del COVID-19 y de las medidas adoptadas por las autoridades competentes en el actual Estado de Alarma, se han reducido muy significativamente los desplazamientos de los pacientes a las consultas físicas en los centros sanitarios (clínicas, hospitales), sobre todo de personas de especial riesgo ante el COVID-19. En estas circunstancias, y dado que los pacientes que reciben asistencia médica en el ámbito privado siguen requiriendo el acceso a sus tratamientos, una parte importante de facultativos está acudiendo a la telemedicina, sin la presencia física del paciente. En estos casos, y para poder prescribir a distancia, es necesario disponer de sistemas de receta electrónica con garantías para los pacientes.

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con experiencia en el desarrollo de vacunas frente al VIH, el ébola, el zika o el chikungunya, centra sus esfuerzos ahora en una vacuna para el nuevo coronavirus SARS-CoV2, responsable de la pandemia de la COVID-19

La estrategia del equipo del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) que lidera el científico Mariano Esteban consiste en generar vectores virales basados en una modificación del virus Vaccinia o virus vacuna, usado en la erradicación de la viruela.

En concreto, el equipo de científicos trabaja en crear vectores virales modificados de Vaccinia que contengan una proteína de la superficie del SARS-CoV-2 y que sean capaces de generar una respuesta inmune con capacidad para proteger el organismo ante la exposición al nuevo coronavirus.

Basándose en la publicación de las primeras secuenciaciones del genoma del virus, a principios de enero de este año, los investigadores han optado por emplear la proteína S (spike), que está en la superficie del virus y le sirve para unirse a la célula del hospedador, además de ser el mayor inductor de anticuerpos protectores.