La lista de espera quirúrgica del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha vuelto a crecer en 2016, según los datos recopilados por las comunidades autónomas hasta el 31 de diciembre, 614.101 pacientes esperaban para una intervención, comparando este dato con el mismo periodo del año anterior, supone un incremento del 11%

El tiempo medio de demora para someterse a una operación no urgente tampoco ha disminuido, así la media se sitúa en los 115 días, 20 más que hace seis meses y 26 más que el pasado año, según se desprende del último informe de listas de espera publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que muestra también una mayor demora a la hora de conseguir cita con un médico especialista, que se sitúa en 72 días de media (un 24% más respecto a 2015).

Se trata de la cifra de pacientes más alta desde junio de 2013, en plena situación de crisis económica, cuando la sanidad pública acumuló un total de 583.612 pacientes en espera para operarse, con una demora media de 101 días.

No obstante, este incremento se debe valorar teniendo en cuenta que por primera vez se han incluido datos de Cataluña, que además es la comunidad con mayor población en lista de espera, hasta 157.701 personas se encontraban esperando a ser intervenidas a final del pasado año, con casi 6 meses de espera media (173 días de media).

Entre 2009 y 2016 se han reducido los consumos esporádicos habituales y problemáticos de las principales drogas, se ha retrasado la edad de inicio de consumo y se ha aumentado la percepción de riesgo, según se desprende del balance de la Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016. Los retos para los próximos siete años se centran, principalmente, en el género, equidad, consumo de alcohol en menores y adicciones sin sustancias

Estos resultados forman parte de la evaluación del cumplimiento de objetivos de la Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016, presentado el pasado viernes por el Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, acompañado del Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín. En este sentido, el secretario de Estado agradeció el trabajo de todas las Administraciones Públicas, corporaciones locales, Comunidades Autónomas, Administración de Justicia, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y entidades del Tercer Sector de Acción Social en esta lucha constante y permanente en favor de la salud. 

La mejora en los indicadores fundamentales del consumo de drogas en España, según ha advertido Mario Garcés, no debe minimizar problemas pendientes como el aún alto consumo de alcohol y cannabis por parte de los menores, cuya reducción seguirá siendo prioritaria en las Estrategias de sensibilización, prevención y control del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Unos 27.000 de los 250.000 nuevos cánceres diagnosticados este año en España son de mama, lo que supone casi el 11% del total (10,8% en concreto). Dentro de estos últimos, fallecen en torno a 6.000 pacientes, cerca del 22%, pero la supervivencia a cinco años alcanza el 90%, según destacó José María Borrás, coordinador científico de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud (SNS)

Fue en una rueda de prensa ofrecida junto con Montserrat Doménech, presidenta de la FECMA, la Federación de Mujeres con Cáncer de Mama, con motivo de la participación en el Encuentro 'Avanzar en la dimensión humana del SNS desde las aportaciones del conocimiento y la innovación: la visión de las mujeres con cáncer de mama', que se celebró dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) bajo la dirección de Borrás.

En su comparecencia ante los medios, el coordinador en la materia del SNS precisó que de los 250.000 nuevos casos de cáncer detectados este año en España, la mayoría se diagnosticaron a hombres -150.000- y los 100.000 restantes, a mujeres.

En cuanto a la prevención del cáncer de mama, Borrás recordó que siguiendo la política del Consejo Interterritorial de Salud se realizan mamografías en la franja de edad entre los 50 y 69 años y cada 24 meses. Y aunque éste es el protocolo general en el conjunto del país, hay comunidades autónomas que extienden dicha prueba hasta los 45 y 74 años de edad.

Esta semana, hasta el 1 de julio, tiene lugar la Semana internacional de concienciación de la sordoceguera coincidiendo con el Día Internacional, que se celebra mañana, 27 de junio, con el objetivo de ampliar el conocimiento sobre esta discapacidad que en España se calcula que afecta a 230.000 personas y que consiste en la pérdida conjunta de capacidad visual y auditiva

La sordoceguera es una discapacidad considerada "olvidada" en España por la Federación Española de Sordoceguera (Fesoce) quien ha reiterado en varias ocasiones la falta de protocolos de detección y atención, y de un censo oficial para contabilizar los casos de esta discapacidad.

En este sentido, Ricard López, presidente de Fesoce hace hincapié en que el censo es un instrumento indispensable para el correcto dimensionamiento de los recursos públicos necesarios: profesionales, centros de día, centros residenciales, centros escolares, viviendas adaptadas, ayudas tecnológicas. "Todas las atenciones necesitan ser calculadas en relación a la demanda real, es decir, no solo las personas reconocidas actualmente como sordociegas, sino aquellas, posiblemente la mayoría, que siguen siendo casos sumergidos, ignorados, o mal clasificados. España nunca ha realizado un estudio demográfico de este colectivo", puntualiza.

La Región Europea de la OMS ha celebrado, recientemente, una reunión en Almaty, Kazajstán, con el fin de diseñar nuevas fórmulas que permitan dar un nuevo giro a la Atención Primaria de Salud en la próxima década. Los cambios propuestos están orientados a una mayor integración entre A.P., salud pública y atención sociosanitaria

En el encuentro estuvo presente la directora de la OMS para Europa, Dra. Zsuzsanna Jakab, que agradeció al Gobierno de Kazajstán su interés por la Atención Primaria y por acoger el centro europeo dedicado a esta materia.

La Dra. Jakab recordó a los participantes que la esencia de la visión de futuro de la A.P. parte de la Declaración de Alma-Ata de 1978 que hizo hincapié en la necesidad de aportar una perspectiva integral de la salud, a partir de servicios sanitarios cercanos a las familias y a sus hogares.