La cuarta Oleada del Estudio “Situación laboral de los médicos en España” ha servido para conocer, por primera vez, el clima de las relaciones laborales en el ámbito sanitario. De la misma se desprende que un 43,5% de los médicos asegura haber sufrido algún tipo de acoso, discriminación y maltrato en su centro de trabajo durante el último año. Mientras, la precariedad laboral y el paro sumergido y los contratos temporales se mantienen al mismo nivel que el registrado en años anteriores.

A la presentación de esta 4ª Oleada asistieron representantes del Foro de la Profesión Médica: Dr. Juan José Rodríguez Sendín (OMC); Dr. Francisco Miralles (CESM); Dr. Fernando Carballo (FACME); Dra. Mónica Terán (OMC); y Dr. Miguel Ángel García (CESM), además del Dr. Óscar Gorría, coordinador y presentador de la encuesta en la sede de la OMC.

Con este estudio, los integrantes del Foro de la Profesión Médica han pretendido denunciar la precaria situación que viven los médicos en España, al tiempo que denunciaron un ambiente laboral en el que el acoso, la discriminación y el maltrato laboral están al orden del día, como lo demuestra que más del 43% de los médicos se han sentido agraviados en el último año, según datos de la encuesta.

El tipo de agravios que se describen engloban: perjuicio relativo a carga laboral; y/o en cuanto a horario de trabajo; veto para poder prosperar en la trayectoria profesional; privación de una parte de la actividad profesional; ridiculización o minusvaloración ante otros miembros del servicio o ante pacientes;  insultos graves o vejaciones; exclusión inmotivada y prolongada de todas las actividades del servicio; comentarios despectivos- discriminatorios sobre origen racial o étnico; y solicitud de favores de naturaleza sexual, entre otros.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, volvió a hacer un llamamiento ayer a los grupos parlamentarios para alcanzar un Pacto de Estado por la Sanidad, para trabajar desde el diálogo y la cooperación en los temas que afectan a la salud de los españoles, como es el avance de la sanidad electrónica. Fue en respuesta a una pregunta oral en el Pleno del Congreso.

También subrayó como objetivo prioritario del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, compartido con los demás grupos, que el acceso a la asistencia en todo el Sistema Nacional de Salud, “responda a los niveles de cohesión, de calidad, de equidad y de seguridad que requieren los ciudadanos”. Eso sí, la ministra recordó que este trabajo se hará respetando la distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas.

La ministra recordó que la Historia Clínica Digital cubre ya a 35,7 millones de personas en España, es decir, el 77,48 % de las personas con tarjeta sanitaria. En cuanto a la receta electrónica alcanza una implementación del 87 %.  

Cinco comunidades cuentan con la receta interoperable

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha validado el sistema de prescripción electrónica de recetas interoperables en la Comunidad Valenciana con lo que, con ella, son ya cinco las que cuentan con este sistema. Canarias, Extremadura, Castilla La Mancha, Comunidad Foral de Navarra son las otras comunidades que ya disponen de  este sistema.

Esto supone un nuevo avance en la extensión de la interoperabilidad de la receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud, en el que Canarias y Extremadura fueron las comunidades pioneras en su implantación y a las que posteriormente se unieron Navarra y Castilla la Mancha. Respecto a esta última comunidad, los castellano-manchegos ya pueden obtener sus recetas en cualquiera de las otras comunidades interoperables, pero las farmacias de esta comunidad todavía no han ultimado sus sistemas para poder dispensar a personas de otros territorios.

La Asociación Nacional para la Seguridad Integral en Centros Hospitalarios (ANSICH) organizó el 6º Foro SEGURIVAL/ANSICH, donde participaron el Dr. José Alberto Becerra, coordinador nacional del Observatorio de Agresiones a Médicos de la Organización Médica Colegial (OMC), y el Dr. Enrique Roviralta, presidente del Colegio de Médicos de Ceuta, que coincidieron en demandar más seguridad en los centros sanitarios.

En la jornada intervinieron, además de los doctores Becerra y Roviralta; César Pascual, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; el Dr. Francisco José Sáez, vicepresidente 2º de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG); y Pedro Gómez, presidente de ANSICH, entre otros.

El Dr. Becerra resaltó el trabajo realizado por el Observatorio de Agresiones a Médicos de la OMC, creado en 2010, que aún tiene pendientes importantes tareas como la eliminación del agravio comparativo de los médicos que ejercen la medicina privada frente a los que lo hacen en la pública, y lograr el que se aplique la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

El Dr. Becerra indicó que sería oportuno que en el ámbito del Sistema Nacional de la Salud se arbitraran las oportunas medidas legales y reglamentarias, con el fin, no tanto de evitar que un paciente con antecedentes de conductas impropias pierda su derecho a ser atendido por los Servicios Públicos de Salud, sino que “cuando vaya a ser atendido, el médico o profesional sanitario que fuera a hacerlo estuviera  protegido, lo que redundaría en beneficio de los dos, que el médico no fuera agredido y que el paciente fuera atendido; lo que como medida preventiva estaría plenamente justificada para evitar la siempre tortuosa y desagradable vía punitiva penal”.

Además, subrayó que “una de nuestras líneas de trabajo es la aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que es de obligado cumplimiento pero que no se cumple. Desde el Observatorio abogamos por aconsejar a nuestros colegiados que sus abogados apliquen el artículo 1903 del Código Civil, responsabilidad civil "invigilando", en estos casos, con el objetivo de que la sanción se aplique a aquel que deja de vigilar y por lo tanto desatiende su obligación, que puede ser el gerente del hospital o la Administración Sanitaria”.

El director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Dr. Rafael Matesanz, considera extrapolable el modelo de donación de órganos existente en España a la gestación subrogada, aunque cree que sería aplicable a un pequeño porcentaje de las personas interesadas.

El responsable de la ONT ha admitido "la complejidad" de regular la gestación mediante este proceso y, aunque ha reconocido similitudes con el modelo de donación de órganos, ha asegurado "haber pensado mucho en ello" y "no tener las ideas claras".

El Comité de Bioética de España, un órgano colegiado, independiente y de carácter consultivo encargado de analizar las materias con implicaciones éticas y sociales de la Biomedicina y Ciencias de la Salud, lleva preparando aproximadamente tres meses un documento --aún en fase muy preliminar-- sobre la cuestión de la gestación subrogada, según explicó la presidenta de este organismo, Teresa López. Este comité tiene previsto reunirse hoy para tratar un borrador que baraja, entre otras, la posibilidad de regularla de forma similar al sistema de donación de órganos entre personas vivas.

"El tema de la gestación subrogada y los trasplantes tiene similitudes y utilizar la misma filosofía que la donación en vivo si podría servir para determinados casos de gestación subrogada", ha explicado Matesanz. En este sentido, ha recordado que el modelo de la ONT está basado en el altruismo y la inexistencia de coacciones para el donante. "En la medida en que se dieran esas dos posibilidades sería perfectamente aplicable y una solución para un porcentaje de casos relativamente pequeño", ha indicado.

En su opinión, estos casos quedarían reducidos prácticamente al ámbito de un familiar que, de manera desinteresada, quiera acceder a ello. Matesanz cree que el caso de la donación de hígado en vivo es el que podría presentar más parecido con el de la gestación subrogada porque supone "donar un fragmento del órgano que luego se regenera".

Medlab.email, una herramienta digital que pretende facilitar la labor diaria de los profesionales y conectar a la comunidad médico-científica internacional de habla hispana para que comparta comunicación, conocimiento, divulgación científica y experiencia a través de diferentes aplicaciones, fue presentada en la Organización Médica Colegial (OMC), que avala un proyecto que pretende mejorar la historia clínica electrónica, la formación a través de congresos 'on line' y el lanzamiento de la revista ‘Siglo Médico’, entre otras iniciativas.

En el acto participaron el Dr. Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC; el Dr. Pedro Hidalgo, presidente del Colegio de Médicos de Badajoz; el Dr. Juan José Torres, vocal del Colegio de Médicos de Badajoz; la Dra. Mónica Terán, representante nacional de Médicos en Formación y/o Posgrado del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM); y Arni Giraldo, director de Desarrollo de MedLab Media Group.

El Dr. Juan José Rodríguez Sendín, destacó que “llevamos mucho tiempo buscando una red corporativa exclusiva para los médicos, que se ciña a nuestras demandas, necesidades y características”.  Se trata de “una pretensión que tenga contenido no solo para los más expertos en tecnología de la información, en redes sociales u otros  avances, sino también para que todos los médicos tengan a su disposición material de uso común y manejo sencillo en una sola aplicación”.

En los últimos años ha habido avances en este sentido, “pero nadie nos ha preguntado cómo queríamos que fuera”, aseguró el Dr. Rodríguez Sendín, que expuso que por ejemplo “han surgido historias clínicas electrónicas en las que no podemos disponer de nuestros datos, que no nos permiten conocer cómo nos comportamos, los resultados que obtenemos o cuánto se consume, aunque sí aparecen los intereses contables y administrativos, que también han de estar presentes, aunque lo lógico es que estas herramientas fueran amigables y estuvieran adaptadas a las necesidades de los que las utilizan ”.

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.