La Comisión Asesora COVID-19-OMC que ha puesto en marcha el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), ha publicado un informe sobre el uso de mascarillas en el ámbito sanitario como elemento fundamental para la protección del personal sanitario frente al contagio de la COVID-19. Este informe incluye también recomendaciones sobre su uso en la población general

Se trata del segundo informe de esta Comisión Asesora, que el CGCOM puso en marcha el pasado 21 de abril y en la que participan más de 30 expertos de diversas áreas para realizar propuestas de posicionamiento y responder a las múltiples dimensiones epidemiológicas, de salud pública, clínicas, profesionales, bioéticas y de organización asistencial que plantea esta pandemia. Con estos informes, se trata de poner a disposición del CGCOM, a solicitud de la Comisión Permanente, criterios científico-técnicos y profesionales sobre los temas abordados.

En este segundo informe sobre las mascarillas para la protección de contagios, se deja claro que estas son un elemento fundamental en la protección del personal sanitario frente al contagio de COVID-19 y considera necesario orientar su uso apropiado.

Tras los informes alarmantes de casos de violencia, discriminación y exclusión que los médicos y otros profesionales sanitarios en toda Europa han tenido que enfrentarse debido al temor a que propaguen el Coronavirus, las Organizaciones Médicas Europeas (EMOs) reafirman que se solidarizan completamente con sus colegas que están en la primera línea de lucha contra la pandemia COVID-19

Las organizaciones médicas europeas condenan enérgicamente el estigma que los médicos y otros profesionales sanitarios que tratan con pacientes infectados diariamente, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo. Este comportamiento inaceptable plantea un gran riesgo para la salud física y psicológica de los médicos y otros profesionales de los sanitarios.
 
Tales experiencias traumáticas llevan al personal sanitario a ser condenado al ostracismo y, en algunos casos, presionado a mudarse de sus propios hogares, así como a ser discriminados, atacados físicamente y amenazados y abusados verbalmente. Además, en la mayoría de estos casos, estas víctimas no revelan sus experiencias a las autoridades correspondientes porque deben concentrarse en la lucha contra el virus y, por lo tanto, no se toman medidas legales.

La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), entidad que representa la acción solidaria de todo el colectivo médico a nivel estatal, ha gestionado un total de 2.443 ayudas para médicos Socios Protectores y sus familias durante 2019

Así lo ha puesto de manifiesto la entidad con motivo de la conmemoración, este viernes, 15 de mayo, del Día Internacional de las Familias, iniciativa a la que se suman con el objetivo de concienciar del papel fundamental de las familias en la educación de los hijos e hijas, el cuidado de los mayores o la salud de los propios padres y madres.
 
En este sentido, fiel a su vocación de carácter social y a su objetivo de atender y dar respuesta a las necesidades más inmediatas y básicas de carácter social de los médicos y sus familias, la FPSOMC ha gestionado ayudas relativas a atención social, prestaciones asistenciales, de tipo educacional y para la conciliación de la vida laboral, personal y profesional, entre otras.
 
Y es que, tal y como indica el presidente de la FPSOMC, Serafín Romero, “la solidaridad y la protección a los médicos y las familias van escritos en el ADN de la Fundación, por eso es labor de todos poner en valor su papel y que cada año podamos llegar a ayudar a muchos más”.

Los datos diarios de nuevos contagios y de fallecidos, así como el inicio de la desescalada por parte del Gobierno parecen indicar que la fase más grave de esta crisis por la pandemia de la COVID19 ha pasado, y lo ha hecho con una importante factura para el colectivo médico. Por eso, desde el Foro de la Profesión Médica de España (FPME), a iniciativa de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), han recordado en un homenaje a los cerca de 50 médicos que se han dejado la vida por estar en primera línea de esta batalla

Se trata de compañeros de todas las especialidades, especialmente de Atención Primaria y Urgencias, que en una muestra más de su responsabilidad y vocación han puesto la seguridad y salud de los pacientes por encima de la propia, sacrificando sus relaciones familiares e incluso su propia vida. Son, a fecha de 10 de mayo, más de 48.046 sanitarios infectados, una tasa superior al 20% que se ha convertido en la más alta de Europa. Francesc, José Manuel, Sara, Luis, Isabel, Jesús, Albert, Antonio, Nerio, Emilio, etc, son algunos de los nombres de quienes se expusieron al virus desde el principio para salvar la vida de sus pacientes.
 
Precisamente para que sus nombres no queden en el olvido, desde el Foro de la Profesión creen que ha llegado el momento de rendirles un homenaje con una campaña y ayer convocaron a los médicos de toda España quienes guardaron dos minutos de silencio en las puertas de los centros de trabajo a las 12.00 horas y los compañeros, además de lucir un crespón negro, compartirán sus recuerdos y mensajes de ánimo y reconocimiento para los fallecidos y sus familias.